¿Qué usos podemos obtener de la herramienta Google Maps?

¿Quién no tiene entre sus aplicaciones fetiche a Google Maps al alcance de su dedo?, ¿cuántos de nosotros nos sentiríamos totalmente perdidos si nos quitan esta utilísima herramienta móvil? Confesémoslo: desde que la chincheta roja apareció en nuestras vidas no tenemos a un mejor guía al que acudir cuando queremos llegar de un sitio a otro pero, ¿sabías que la geolocalización te puede ayudar a mucho más que indicarte a cuánto estás de un lugar y por donde debes tirar para alcanzarlo? A continuación te indicamos algunos usos que probablemente desconocías de esta popular aplicación.

Imagen: Maxpixel

 

Encontrar el establecimiento que necesitas

Seguro que conoces dónde queda el supermercado más cercano a tu casa, así como tu carnicería, pescadería y frutería de confianza pero, ¿podrías decirme donde queda un fontanero en tu barrio?, ¿o dónde está la floristería más cercana? Si necesitas duplicar una llave… ¿a dónde te dirigirías?

Gracias a la publicidad local en Google Maps sabrás en un radio cercano a tu posición los locales que satisfacen la necesidad que buscas: ya sea arreglar un enchufe, comprar un destornillador o incluso pedir comida a domicilio.

 

Consultar el horario de transporte público

A menos que cuenten con una aplicación propia para este comedido, no resulta nada sencillo consultar el horario de los trenes y autobuses de muchas ciudades y sistemas de transporte público: tienes que entrar en la página del servicio, buscar la sección horarios, buscar la línea de la que deseamos consultar el horario, indicar la parada… Algo demasiado engorroso para una acción que requiere la máxima inmediatez posible.

Con Google Maps no tienes más que seleccionar el destino a dónde quieres llegar, pulsar la opción “en transporte público” y te ofrecerá de inmediato las rutas más rápidas y cómo acceder a ellas, además de información extra relevante como el momento exacto en el que salen los siguientes transportes que te llevan a tu parada.

 

Pedir un taxi

… O un Uber, Cabify… El sistema es parecido al de búsqueda de transporte público: señalas la pestaña “en taxi” y entre las posibles opciones te sugerirá en forma de publicidad hacerlo con alguno de estos servicios.

No tienes más que pulsar la tarjeta y te llevará a: o descargar la aplicación, o a la pantalla donde ya podrás reservarlo, además de otras estimaciones como el tiempo de espera y el coste aproximado.

 

Señalar un lugar

Te recomiendan un restaurante elegante y barato para tu próximo viaje a París pero… ¿cómo acordarte y cómo llegar a él? Tan sencillo como clavar una de sus populares chinchetas al momento en el que te lo mencionen y ya tendrás guardado dónde se encuentra.

Una vez llegues a París sólo tienes que pulsar la chincheta, usar la opción como llegar “et voila!”, a disfrutar de la excelente “cuisine” francesa (y si no te gusta o te parece caro, siempre puedes poner una reseña indicándolo a futuros viajeros como tú).

 

Personalizar rutas

El navegador de Google te permite usar la ruta más corta desde tu punto de partida hasta tu destino, incluso evitando peajes, atascos, o cualquier obstáculo que te haga perder tiempo y dinero pero… ¿Qué pasa si en nuestra ruta pasamos cerca de un lugar con encanto donde quisiéramos parar?

Pulsando la tecla “+” podemos agregar tantas paradas como queramos a la ruta predeterminada, y si queremos reorganizarla, con tan solo arrastrar los puntos podremos personalizarla a nuestro antojo.

 

Bajar mapas

Llegados a este punto o si ya conocíamos estas virtudes de la app de Google podemos pensar… Si, si, muy útil… pero mi vieja guía de carreteras o mi mapa turístico no necesita de conexión a internet o un punto Wifi que en medio de un paraje natural se antoja imposible… Google Maps tampoco.

Si vas a viajar a un lugar y crees que te vas a quedar sin conexión (o peor aún, sin datos), GMaps permite descargarte previamente sus mapas pulsando sobre la barra del buscador donde has escrito la localización.

Recibirás un aviso de cuánta memoria te ocupará y la disponible en tu móvil. Si dispones de uno de gran capacidad te podrás bajar hasta un área de 120.000 Km2: lo que equivale a tener aproximadamente toda Andalucía y Extremadura en un solo mapa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.